Claves tecnológicas y funcionales de un servicio de videoconsulta

La crisis provocada por la expansión de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de ofrecer alternativas a las consultas médicas tradicionales. Esto ha significado un desafío sin precedentes para los sistemas de salud que ha encontrado en la tecnología el gran aliado que está haciendo posible la generalización de la videoconsulta para evitar contagios.

VIDEO CONSULTA 160WORLDLas videoconsultas aportan valor clínico, tanto para el paciente como para los profesionales facilitando la continuidad de la atención, especialmente en los momentos en los que no ha sido posible desplazarse hasta el hospital o centro médico. No solo esto, también han permitido humanizar el aislamiento social que hemos vivido, acercándonos virtualmente.

 

Necesidad de emplear una plataforma de videoconsulta segura

Prácticamente todos tenemos en nuestras casas los dispositivos necesarios para atender una videoconsulta. Para poder realizarla, tan solo bastará con disponer un smartphone, una tablet o un ordenador con conexión a Internet, por lo que es técnicamente asequible a todos los niveles.

No obstante, el centro médico debe asegurarse de ofrecer a sus usuarios una plataforma de videoconsultas segura, con todas garantías de calidad y seguridad en la protección de datos que el ámbito de la salud requiere.

El uso de plataformas de comunicación por video gratuitas, que se han vuelto muy habituales desde el periodo de confinamiento, no son recomendables en el campo de la salud. La mayoría han diseñadas originalmente para un propósito diferente y pueden requerir descargas de software y la creación de cuentas de usuario, lo que supone mayor complejidad para el paciente.

Para la realización de videoconsultas médicas lo más aconsejable es utilizar una plataforma segura que contenga todas las medidas de protección establecidas por la normativa de protección de datos, así como cifrado de la información para que no pueda ser interceptada y evitar caer en infracciones.

Por tanto, es recomendable recurrir a soluciones diseñadas de forma específica para videoconsultas médicas como es el caso de 160WorldMeet.

 

160WorldMeet, servicio integral con todas las garantías

Nuestro servicio de videoconsultas 160WorldMeet es una herramienta de rápido despliegue, muy sencilla de implantar y utilizar, y altamente efectiva para la comunicación médico-paciente.

Destaca por su seguridad y la calidad de las comunicaciones, estando éstas encriptadas de extremo a extremo, para preservar la información confidencial. Las políticas de validación de acceso, con enlaces únicos y efímeros para cada participante, avalan el cumplimiento de la normativa de protección de datos GDPR.

El empleo de Web RTC, un estándar abierto para integrar capacidades de comunicación multimedia en tiempo real directamente en el navegador web, garantiza, simplemente con una conexión a Internet 4G o Wifi, la calidad de la comunicación, y además hace posible que el paciente no tenga que realizar ninguna instalación en sus dispositivos (teléfono móvil, tablet u ordenador) para acceder al servicio.

La disponibilidad del servicio es inmediata y no contempla costes de configuración ni costes fijos mensuales, únicamente pago por uso, incluyendo las notificaciones por email y SMS para confirmar y recordar citas al paciente.

 

¿Quiere probar 160WorldMeet?

Si está interesado en conocer más acerca del funcionamiento y todas las posibilidades de 160WorldMeet, reserve una sala de videoconsulta real con nosotros y le explicaremos directamente las características de nuestro servicio AQUI.

VIDEOCONSULTA MEDICA

 

Además, disponemos de una API Key para desarrolladores que deseen probarlo antes de adquirirlo con una capa gratuita suficiente para comprobar todas las ventajas que aporta el servicio.

Te estamos esperando